Poke Yourself!

miércoles, 17 de marzo de 2010

Últimamente voy buscando un poco de inspiración en revistas, blogs, foros, webs, para que se me encienda alguna bombillita en la cabeza. Llevo días hojeando una tras una mis Bibles, buscando algún conjunto que me ilumine, pues hay mucha ropa que compré en Japón y que todavía no me he puesto, porque no termino de encontrar el conjunto adecuado para cada prenda.
Intento en mayor o menor medida que cada outfit sea único y completo. Desde que volví de Japón, me pongo pestañas postizas cuando me arreglo, me crepo un poco el pelo y sigue intentando reflejarme en cada prenda de ropa.

Tú evolución en el Lolita viene ligada a tu evolución como persona. Por eso al principio tus conjuntos son más simples y quizás transmiten menos a las personas que lo ven. Intentas poco a poco darle un toque personal a todo lo que utilizas, intentas poco a poco reflejarte y ser tú misma. Es por eso que todas pasamos por distintas etapas, no porque seas una chaquetera, sino porque te vas encontrando poco a poco y vas evolucionando como persona, como ser, buscas tu hueco en este hormiguero.

Hace poco fui recopilando fotos de algunos conjuntos que mostrasen mi evolución como persona y que poco a poco fuesen descubriendo quien soy.
Preparaos para muchas fotos, aunque prometo ser breve ;)

El primer vestido que compré fue de Baby, the stars shine bright, aproveché y en el mismo pedido me compré un headdress y un bolso. Un día iba a una quedada y unos amigos de mis padres llegaron justo cuando yo salía por la puerta. Insistieron en sacarme una foto
Después por subasta compré un par de vestidos más. Quería probar con el rosa y el vestido me lo puse dos veces en toda mi vida y lo colgué durante meses en mi armario. Han sido las dos veces que he salido de mi casa sientiendo que iba disfrazada.
Mi madre me regaló el vestido de The Little Red Riding Hood de Baby. Tampoco es que me lo haya puesto mucho, lo cierto es que me lo habré puesto 5 veces, pero al ser un regalo de cumpleaños no quiero venderlo.

Poco a poco fuí comprándome accesorios y más vestidos. Con todo este tiempo y mirando atrás, me doy cuenta que me he ido encontrando poco a poco, y me he atrevido con conjuntos algo más excentricos y personales.
El de la Tokyo Decadance de Barcelona, el conjunto de la Tea Party de Baby en Barcelona, donde me puse mi primer vestido de Baby, aunque ni parece el de la primera foto, fiestas y más fiestas, eventos, eventos, eventos y más eventos, pero al final acabas siendo misma.

2 comentarios:

jade_sama dijo...

Es bello experimentar y evolucionar, ver que puedes descubrir o adaptar, pero nunca olvidar que cada uno es el mismo a pesar de la máscara que decida llevar ^^.

Gema dijo...

Todos los cambios que has experimentado desde la primera vez que te compraste esos vestidos de Baby se han ido adecuando cada vez más a quien tú sientes que eres en realidad y, a la vez, esos cambios te han hecho evolucionar como persona.

Publicar un comentario