Nuevas fronteras

sábado, 5 de febrero de 2011

Como dice mi madre: "Si es que no hay nada como tener inquietudes"
Y de eso va la cosa. Con los años vas madurando, y parece que tu mente se va abriendo a nuevos horizontes y se plantea nuevas metas.

De pequeña veía con mi padre series de animación que con el tiempo, descubrí que eran anime, y que el anime era japonés. Con 12 años y mi paga de todo un mes, me compré mi primer manga. Lo recuerdo como si fuese hoy. Fuí a Norma Comics con mi madre, y me fijé en la tapa de un cómic: Fondo negro con un X roja enorme. Le dije a mi madre: "Quiero este". Mi madre escandalizada me dijo: "¡¡Hija mía, pero si eso será pornográfico!!" Y yo con toda mi inocencia le dije: "¡No, mama! Si es sobre el fin del mundo!"

Tras los mangas y tras el Anime de X, donde descubrí a XJapan, se abrió ante mi un abanico infinito y que todavía adoro, el Visual Kei. Y tras Malice Mizer, vinieron los scans pequeños y pixelados que corrían por internet de las primeras Gothic and Lolita Bibles, y tras eso, mi primera compra a Baby, the stars shine bright con 17 años, y mi primer y segundo viaje a Japón.

Al tiempo que yo creía, creían mis inquietudes por la cultura japonesa. Mi mente se iba expandiendo y buscando más y más cosas a las que agarrarse. Buscando explicaciones a todo, teorías y libros sobre el nacimiento del Visual Kei y la Cultura Gothic and Lolita.

Pero hay algo que es muy cierto, no se puede comprender el presente sin conocer el pasado. Y de eso, queridos amigos, trata esa entrada.

Empecé a indagar sobre la historia de Japón y a plantearme mi próximo gran viaje. Tras leer libros, ir a conferencias y buscar por internet, me di cuenta, que me interesaba muchísimo todo lo relacionado con la época del "Imperialismo Japonés" y de la gran utopía que vivieron.

Está claro que me queda mucho Japón por ver, pero repetir de nuevo el mismo país, me parece ya monótono. Así que me fijé una nueva meta, que también estaba relacionada con Japón: visitar las ciudades colonizadas, devastadas, quemadas y destruidas por Japón durante la guerra sino-japonesa y su invasión a Corea.

Así que me he marcado un nuevo viaje con nuevas fronteras.
Quiero visitar Nanjing, e imaginarme la gran destrucción con mis propios ojos, el asedio de Shangai, los robos de niñas en Seoul, los grandes barcos atracando en el puerto de Mokpo, el pueblo gobernado por las Naciones Unidas en el Paralelo 38, y así una gran lista de lugares.
Cuando me planteo un gran viaje, ya veis que no miento! Las dos veces que estuve en Japón, rondé los 30 días. Y este viaje está planeado también con una duración de 30-31 días.
Es un proyecto a largo plazo, pues todavía tengo que seguir indagando y documentándome, pero está claro, que será el próximo que haga, pues la opción del Tour por Corea del Norte tal y como os comenté, queda descartada hasta nueva orden.

2 comentarios:

Jade dijo...

El saber no ocupa lugar y no hay mejor forma de conocer que viajar ^^.

Pero aun así, no sé yo si los chinos guardaran algo de esa época que refleje al 100 por cien la realidad de unos hechos tan devastadores y poco gratos. Los chinos a fin de cuentas son unos de los seres más razistas que conozco y no creo que una vergüenza nacional como debió ser aquella se tenga en buena consideración.

kaerog dijo...

Me siento bastante identificado con esa frase ... mis inquietudes han cambiado y yo también deboraba todo lo relacionado con japón, ahora me fijo más en europa, ..... ya no esucho únicamente grupos japoneses como antes pero xjapan siempre ha sido especial

Publicar un comentario